Poema de amor de un padre a su hija sobre la vida.

POEMA

Era una tarde cualquiera en la vida de este padre y su hija, cuando decidió sentarla en sus pies y leerle esta poesía:

 

Crece libre y a tu ritmo

vuela con tu aleteo mi amor

sin olvidar que

es mejor volar libre que alto

a tu estilo sin estereotipos.

 

He escuchado tu primera lágrima

y visto la rabia del dolor en tu voz

como duele un corazón al cuadrado

pues vives en mi interior.

 

Crece libre de cerraduras

miedos y complejos

confía en encontrar la llave

para que te conozcas 

con tus propios ojos.

 

Crece … vive ..

y mientras vivas no olvides

que cada día se aprende

si estás dispuesta a ello,

nadie lo sabe todo

y todo el saber es tuyo.

 

No creas en susurros ni a alta voz 

que eres la mejor  ni la peor

todos somos diferentes

trabaja por ser tu mejor versión

con mucha humildad y amor

sin compararte

pues la vida

no es un escaparate.

 

Aletea cuando te apetezca,

camina cuando quieras y

gatea cuando lo pienses

sin olvidar que …

 

Siempre hallarás en mis brazos

un mundo de amor

con las emociones como brújula

para hacerte sentir mejor.

 

No se puede imaginar la sonrisa tan grande que la pequeña Adryana esbozó a su padre cuando leyó esta poesía.

Foto de personas creado por senivpetro – www.freepik.es