Enseñar autonomía jugando.

Teniendo en cuenta  que el juego es la base del aprendizaje con más peso en la infancia ¿por qué no aprovechar esta esencia para el aprendizaje de las responsabilidades y desarrollo de la autonomía? Existe literatura y medios visuales de corrientes pedagógicas como la de la Dra. María Montessori, en la que las familias pueden identificar según la edad de los niños y niñas las tareas que son capaces de hacer. Ver el siguiente ejemplo de la página web Montessori en Casa .

La propuesta que voy a explicarte va a facilitar que tu pequeño/a desarrolle su autonomía jugando. Además de integrar desde un enfoque positivo la adquisición de hábitos que con frecuencia tienen una carga emocional negativa (desánimo, aburrimiento). Integrada en una estrategia de enseñanza participativa serán capaces de tener un papel activo en su propio aprendizaje, dando un paso  más allá de dar voces o consignas tipo “haz la cama”o “recoge tu plato”.

¿Hasta dónde conoces las potencialidades de tus hijos?

Es sorprendente la capacidad de crear y observar en la infancia, un espacio libre pero “configurado” es capaz de desarrollar habilidades emocionales y personales desde temprana edad. Imagina que una tarde cualquiera al llegar a casa le planteas a tu hijo o hija el siguiente reto:

  • Cariño ¿adivina a lo que vamos a jugar esta tarde? Hoy cada uno de nosotros intentará esforzarse superando unas pruebas como en esos dibujos de la tele. Cada una de estas hojas de pruebas es personal, es decir en la tuya aparecen tu foto y nombre. Deberás decidir en qué orden realizas las pruebas y cuándo tengas dudas o necesites ayudas sólo tienes que decírmelo. Cuando acabes cada prueba tu mismo/a rellenas con el símbolo que tu quieras el recuadro de la misma. Al finalizar lo revisaremos todo juntos. 

La siguiente imagen es un ejemplo a modo orientativo:

Nuestra tarea consiste en concretar esas pruebas en función de la etapa del  desarrollo evolutivo en la que se encuentre, con la premisa de que debe existir una alta probabilidad de éxito, además de especificar el tiempo del que dispone para realizar su hoja de pruebas.

Con el acompañamiento necesario por nuestra parte, serán capaces de adquirir hábitos necesarios para la vida “jugando” sin tener como fin una recompensa, pues la diferencia es que disfrutan de lúdicamente cuando lo realizan. Poco a poco, serán ellos los que planteen las pruebas diarias y nuestro papel ocupará  un segundo plano. Nos convertiremos en observadores de su aprendizaje proporcionando los apoyos que sean necesarios de forma escalonada a medida que crecen.

Es importante recalcar que con este tipo de actividades en casa podemos inferir principalmente en el desarrollo de la autoestima, autoconcepto y autonomía personal. Todas ellas tienen un carácter relevante en su desarrollo emocional.

Educando en lo humilde y necesario para vivir, enseñamos a ser felices por quién son y lo que son capaz  de intentar. 

Imágenes:<a href=’https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/ninos’>Foto de niños creado por freepik – www.freepik.es</a>