Quiero volar

Hola, aquí estamos de nuevo…Sé que tengo la necesidad de contar y de hablar, pero esto último es más complicado porque para eso necesito alguien de confianza, la verdad que el centro no me dan esas sensaciones, los educadores y educadoras son buena gente pero para cosas delicadas es complicado. Estaría bueno hablar con los otros menores pero demasiados problemas tiene ellos y ellas. He estado valorando desde la última vez que escribí y poco he cambiado. Es penoso pensar que mi vida es una mierda y la verdad que yo apenas decidí  tenerla así…que desastre de padres he tenido,

¿No tienen vergüenza de hablar con sus amigos y decirles que tienen un@ hijo@ que hace años que no ven?


Mañana voy a clase para poder salir por tarde…la verdad que tengo tanta cosas en la cabeza como para estar preocupando de los estudios. Cuando salgo como mi monopatín y me piro para las rampas, ahí es donde tengo ese espacio con mi YO (bueno y cuando escribo, que no quiero serte infiel, tú también me ayudas “querido diario”, no pienses que soy chico aún, las chicas también cogen el monopatín. Bueno pues eso, pienso que las rampas son mis obstáculos, pero a la misma vez mis fortalezas…así que recurro a ellas y VUELO, Volar es el  único momento que me siento libre, rompo las cadenas de este sistema…mi monopatín y yo, que loca alianza hacemos. 

Me pregunto si en el cielo se puede patinar, quiero volar