Ir al contenido

Herramientas emocionales para educar a tus hijos

Las herramientas educativas  que utilizamos con nuestros pequeños  en su mayoría vienen dadas por las experiencias previas que “cargamos” en nuestra mochila como hijos. Es por ello que debemos ser valientes para emprender en la ultramaratón que es la educación en familia.

Debemos tratar de ir en cada etapa del desarrollo aprendiendo nuevas herramientas e ideas. Pues lo anterior muchas veces no se adapta a lo que viven en la actualidad.

A pesar de todos esos cambios y readaptaciones que irás haciendo a medida que tus hijos e hijas van creciendo y madurando, habrán unas herramientas maestras que te serán útiles.

HERRAMIETAS EMOCIONALES

Tienen que ver con tu propia Inteligencia Emocional y como afrontas la vida y la paternidad/maternidad. Son la llave perfecta para desbloquear muchas situaciones.

  1. Humor y cariño: Es esa sonrisa que abriga a la tristeza y a la preocupación, siempre debe de haber un momento al día como mínimo en el que tus hijos escuchen un “te quiero”, les des un beso y un abrazo. Para que ellos sean cálidos y afectuosos nuestra relación con ellos es la clave.
  2. Creatividad: No hay mayor espectáculo en la vida de una familia que las situaciones cotidianas que se suceden a diario. Para evitar caer en la monotonía es  útil que establezcas cambios originales en cómo hacer las cosas. Para ello es imprescindible que aceptemos la libertad y su posible caos  como la misma cara de la moneda. ¿Le has escrito una nota a tu hijo/a y se la has escondido debajo de la almohada?
  3. Honestidad: Educar con mentiras es faltar a la verdad e inocencia de los pequeños. Cuando se acostumbran a mostrarse como sienten y  que son aceptados sin necesidad de ser como se espera de ellos, les  estamos dando alas para crecer siendo auténticos. De esta manera deberas mostrarte de igual manera tu mismo/a con ellos. Por ejemplo: si tienes hobbies practícalos en su presencia. Muéstrate.
  4. Escucha sus palabras: Cuando sea necesario corregir, utiliza el diálogo para inducir una reflexión. Prioriza que se sienta escuchado sobre tener la razón. Es un acto de doble aprendizaje, pues aprenden a expresarse y a escuchar a los demás. Todo ello permite que sean capaces de asociar situaciones a estados emocionales, en los demás y en sí mismos/as.

CONCLUYENDO

A modo de reflexión, ¿qué tipo de adultos serán los niños y niñas educados desde la familia con estas herramientas educativas? Estoy seguro que nos sorprenderá lo que serán capaces de hacer en positivo. Trasladarán lo aprendido en casa a la sociedad, y harán de ella un lugar afectuoso y respetuoso para todos y todas.

 

 

<a href=’https://www.freepik.es/foto-gratis/forma-del-corazon-en-la-textura_1150950.htm’>Photo de Fondo creado por jigsawstocker</a>

Publicado elAdolescenciaInfancia