Ir al contenido

Acoso Escolar y desarrollo emocional.

SOLUCIONES EDUCATIVAS

Hablar de bullying es reconocer que existe una melodía constante (acoso escolar) en las relaciones interpersonales de niños y jóvenes. Esa constante se ha enquistado en los contextos escolares y recientemente en los eventos deportivos.

Henos visto partidos de fútbol de niños de 8 y 9 años, en los que se les enseña a ganar a toda costa, aunque sea humillando al rival. Como resultado del deterioro en los valores morales y el aprendizaje de la empatía. Los juegos y deportes deben de intentar favorecer el desarrollo psicoafectivo de todos, ganen o no.

Para continuar ahondando en este tema es necesario reconocer el impacto que han ocasionado el “mal uso” de redes sociales a edades tempranas. Crecen sin un filtro por parte de los adultos sobre los contenidos que visualizan de forma normalizada.

En períodos sensibles de aprendizaje emocional y desarrollo moral, todos estos factores perjudican que niños y niñas, entiendan las consecuencias de las situaciones de acoso: burlas, insultos y/o agresiones a compañeros.

¿Cómo educar entonces para qué desaparezca el ACOSO ESCOLAR?

Lo primero es que se debe normalizar lo que deseamos que pase realmente, esto quiere decir que los adultos debemos de ser coherentes con nuestro estilo educativo, para que ellos en su grupo de iguales extiendan lo que aprenden de nosotros.

Lo segundo, es apoyarnos de herramientas educativas con las que poder favorecer el desarrollo emocional. He podido comprobar y usar el juegos educativos “EDUCAR CONTRA EL ACOSO ESCOLAR” de la empresa AKROS.

Conoce a fondo este juego educativo haciendo click en la imagen.

Tanto en contexto escolar como desde el hogar, profesores y familias podrán favorecer el desarrollo emocional y en valores de los más pequeños, valiéndose de imágenes reales de situaciones de acoso.

Esto ofrece un recurso significativo para ellos, pues debemos de facilitar la conciencia emocional (de las emociones propias y de los demás) y el pensamiento consecuencial con el fin de que se reduzcan los casos de acoso escolar.

Al incluir juegos educativos como este en el día a día de los niños y niñas,  y participando como adultos en los mismos ayudamos a solucionar este problema social. ¿A qué esperas?

Publicado elCrecimiento personalInfancia