21/09/2017 1 min to read

3 ideas para que nuestros hijos sean OPTIMISTAS

Category : Adolescencia, Infancia

OPTIMISMO

Salpicar con el frenesi y estres de la vida del adulto, el ritmo natural en el que se desenvuelve la infancia, no es una gran forma de educar. Es cierto que la estructura y los “horarios” son necesarios, sin embargo la forma en la que se lo transmitimos a los más pequeños puede variar.

Enseñarles a vivir de forma optimista y con motivación, depende en gran medida del “modelo” que reciben de sus adultos de referencia, y esos somos nosotros, sus padres.

Imagina estas dos situaciones:

  • Escena 1: Los adultos  de la familia en las dinámicas de las mañanas, se muestran de mal humor y con quejas sobre sus responsabilidades, metiéndole prisas a sus hijos.
  • Escena 2: Los adultos de la familia en las dinámicas de las mañanas, se muestran alegres, bromean con los niños, y les recuerda que hoy será un gran día. Les transmitirá que tendrán nuevas oportunidades de conocerse, de jugar y de aprender, además de poder ayudar a otros que lo necesiten. Cambiará los recorridos en el coche, y se inventará historias con las que fomentar la imaginación y creatividad. No hace falta que sea la cena de la noche de Navidad, para brindar por la vida.

¿Observas diferencia entre ambas? ¿Crees que éstas inciden en tus hijos? En mi opinión sí, y son estas diferencias las que pueden marcar y fomentar un tipo de actitud u otra ante la vida, y eso se percibe desde que somos pequeños.

Todo esto se materializa en 3 lemas, que puedes aplicarte a ti mismo cada día con tus hijos en casa:

  1. Muéstrate con una ACTITUD POSITIVA  en tus labores como padre y madre, contagiarás de las mismas a tus hijos.
  2. Utiliza el HUMOR  en tus interacciones con ellos, la energía positiva se impregna en nuestros gestos y palabras.
  3. COMPARTE  tus experiencias y labores que te has propuesto para este día, que sientan que también pueden escucharte.

La suma de estas acciones durante muchos días a su lado, los contagiarán de una actitud risueña y positiva ante la vida.

Cada día con nuestros hijos, es un gran día para brindar por una vida junto a ellos.

Newsletter subscribe